Escribir un blog o ser un blogger, ¿moda o modo de vida?

En los tiempos de corren y (más en algunos sectores) si no tienes blog “no eres nadie” o eso parece. Pero en realidad el auge de los blogs ¿es una moda pasajera? ¿Cualquiera puede escribir un blog? ¿Se puede realmente vivir de un blog? Bueno, iré contestando a estas cuestiones poco a poco, e intentaré no dejarme nada en el tintero.

En primer lugar, un blog es un site de gestión de contenidos que se soporta en una plataforma CMS, como por ejemplo: Wordpess, Joomla, Blogger,…

Un blog puede ser personal o corporativo, es decir, que puede estar escrito por una persona a modo de bitácora o por una marca.

Cualquier persona puede escribir un blog.

Lo ideal es que elijas un tema concreto sobre el que te sientas identificado y cómodo a la hora de escribir, ¿pero, puedo ganar dinero escribiendo sobre temas que me gustan? Bueno, pues de la noche a la mañana no, de hecho para ganar dinero con un blog tienes que ser uno de los afortunados que consigue posicionarse en la cúspide de su temática y de esa manera vivir de su blog.

Vale, entonces, si somos realistas y nos ponemos en la piel de que no tengamos digamos “suerte” para vivir del blog, ¿por qué escribirlo? Pues depende del objetivo, por diversión, porque te gusta escribir, por desahogarte, por tu perfil profesional,….

141118_blogging-336376_1280

Escribir un blog para tu perfil profesional, es decir,  para hacer Personal Branding, es una de las mejores opciones de mostrar tu “portafolio de producto”. Es tu manera de dejar una huella digital de lo que sabes hacer, en este caso de tu profesión,  aporta valor a tu perfil profesional y muestra cara al futuro tus capacidades y competencias profesionales en el ámbito sobre el que estés escribiendo.

Por lo tanto, puedes escribir un blog del tema que quieras y por la razón u objetivo que te parezca conveniente.

Vivir de un blog es algo muy difícil y que se consigue si tu blog tiene valor suficiente como para diferenciarse en la blogosfera y conseguir que las marcas quieran pagar por tus menciones, es decir, si tu blog tiene la suficiente audiencia y contenido de valor como para que puedas vivir de la publicidad que genere.

La realidad de los bloggers es que por fin las marcas se han dado cuenta que es un nuevo canal de comunicación a explotar, que los beneficios de un producto o servicio contados por gente normal de “tú a tú”, tienen más impacto en tu público objetivo, que poniendo modelos “divinos” en la televisión. Y porque la audiencia de un blog, lee ese blog porque confía en el contenido de la persona o personas que lo escriben, por tanto se fía de las marcas que esta persona promocione en él.

¿Tú qué opinas al respecto? ¿Los blogs son una burbuja o perdurarán en el tiempo?

 

 

Cómo escribir tu primer post.

¿Cómo escribí mi primer post? Pues es lo que estás leyendo.

140906_home-office-336378_1024

Finalmente he dado el paso de escribir mi primer post. Tras meses/años de querer y no poder hacerlo, por falta de tiempo, o de inspiración, incluso por miedo a que no quede lo bien que me gustaría. Finalmente hoy ha llegado el gran día: me siento delante de la pantalla con el editor de WordPress.com y comienzo a contar mis experiencias y reflexiones a través de un blog que espero sea una bitácora de mi trayectoria profesional,  y me ayude a reforzar y dejar constancia de los conocimientos y capacidades que he adquirido como profesional del marketing digital.

Ya han pasado más de dos años desde que me comunicaron que la página web de la empresa iba a ser mi nuevo proyecto, y la verdad, en ese momento, me asusté un poco, ¿la razón? “Y si no lo hago bien…”. Vale, supongo que es normal tener miedo ante un nuevo reto, sobre todo cuándo es algo totalmente nuevo para ti. Y esto es lo que más me motivaba para aprender y descubrir un nuevo campo que está en pleno crecimiento en nuestro mercado: “¿y si lo hago bien?”.

Tras formarme en el Instituto de Formación Empresarial de la Cámara de Comercio de Madrid, comprendí la amplitud de todo este tema de “trabajar en internet”, y empezaban a sonar en mi cabeza palabras como: SEO, SEM, linkbuilding, social media, analytics,…

Durante este tiempo (desde que finalicé el curso) hasta que me he decidido a lanzar el blog, he aprendido mucho y más de doy cuenta de lo que me queda por aprender. De igual manera me he dado cuenta que no se puede ser especialista en todo, por lo que es mejor, saber de todo un poco, pero especializarte en un tema concreto.

A partir de ahora, mejor dicho, a partir de hoy, espero conseguir los objetivos fijados y que mi blog sea mi seña de identidad digital, llámalo “marca personal” o “personal branding”, cada uno que elija el nombre que más le guste. Simplemente espero ser yo misma y transmitir los mejores consejos y experiencias a todo el que lo lea.